03 enero 2007

Al césar lo que es del césar

Andar por las calles de Luanda es encontrarte a cada paso con gente que te para para pedir limosna, con mutilados por las minas o por la polio, con deshauciados tirados en un rincón, con niños descalzos que fingen ataques de fiebre cada vez que pasa gente adinerada, con mujeres y hombres que al ver un blanco intentarán venderte sus productos al doble o al triple de lo que valen. Todos saben cómo poner cara de pena. Algunos niños con poca experiencia no están todavía acostumbrados a la frustración de que les nieguen "su" dinero y se cabrean y te amenazan. Todo esto es lo que sucede de día. Por la noche las cosas se complican.

Yo sigo sin dar limosna y cada vez estoy más convencido de que es un error darla. Haciéndolo perpetúas una situación que en nada beneficia al que la pide. Le mantienes en su idea de que esa es una buena forma de sobrevivir e incluso le haces pensar que, de alguna manera, tiene que recibirla.

Angola como país se comporta de una forma similar a sus habitantes. Durante décadas de continuas guerras ha recibido ayuda internacional porque la necesitaba. Ahora Angola está en paz y es un país con enormes recursos (extrae 1,4 millones de barriles de petróleo al día, y tiene una de las mayores, si no la mayor, reserva de diamantes en el subsuelo del mundo). Sin embargo hay algunos que piensan que los organismos internacionales están obligados a seguir dándoles de comer.

Mientras tanto, el gobierno del país, que es el gran responsable del bienestar de sus ciudadanos en cuanto a, como dice una constitución como la española, ofrecer a sus habitantes una vivienda y un trabajo dignos, se lava las manos porque hay otros que ya lo hacen.

Ayudar a la gente es bueno cuando necesitan tu ayuda. Pero ayudar cuando es otro (ya sea él mismo u otra persona o entidad) el responsable, sólo crea o mantiene gente dependiente.

Share/Save/Bookmark

1 comentario:

La Buja dijo...

Je,je,je...

¿Y qué propones? Que esos ciudadanos ¿Empiecen una revolución?

Está claro que pedir limosna, dónde tú estás no es lo mismo que cuando me la piden aqui.

Y estoy de acuerdo, que el gobierno debe "ayudar" a los más pobres (imagino que por eso piden) a salir adelante.

Esto lo unimos al post de la educación de ayer...etc...