24 abril 2007

Las mujeres sí entienden los mapas.

Aunque sólo durante un breve espacio de tiempo. Más o menos en el período que va entre el parto y la siguiente mestruación.

Un estudio de la Universidad de Columbia analizó las variaciones en los cerebros de ratas que tenían una, varias o ninguna cría. Detectaron un incremento en la actividad del hipocampo, una zona del cerebro que no está asociada con un comportamiento maternal sino con el aprendizaje "explícito", la memoria espacial y su consolidación. Las partes del cerebro con las que se relacionan los comportamientos protectores son el hipotálamo y el sistema límbico pero no el hipocampo, cuya actividad es modulada, sin embargo, por las mismas hormonas que se disparan en la lactancia (estrógeno y progesterona).

Una de las teorías que se barajan para explicar este incremento de actividad neuronal es que las hembras de ratas necesiten saber orientarse, mejor que de costumbre, para salir de caza o recolección y volver al nido con más rapidez (y seguridad). De esta forma existen menos posibilidades de que las crías se queden sin madre.

Por otra parte, y debido al paralelismo entre ratas y mujeres (también hombres, sí), no sería de extrañar que se pudiese confiar en estas últimas, para leer un mapa, justo después de que hayan parido. :-D

Visto en The Anterior Commisure.

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

mari* dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaa
y no solo despues de haber parido ehhhhhh!!

cuando kieras te explico como llegar a cualkier lado por medio de un mapa!! o te guio es mas, hasta sin él!!!!!!!!!!!

jajaja saludotes!!! buena entrada!

Ibn Luanda dijo...

Ok, teniéndote a ti me ahorro el GPS. ;-)