13 agosto 2007

La fruta de los puestos ambulantes

Acabo de ver un artículo en 20minutos en el que se analiza la confianza de la gente en los puestos ambulantes de venta de fruta. La noticia está relacionada con que algunas de esas frutas pueden ser robadas. En cualquier caso su procedencia suele ser desconocida y se argumenta en su contra:

"El precio aparentemente puede ser más barato, pero normalmente te roban en el peso, si miramos este detalle, lo barato no lo es tanto".

"No me ofrecen ningún tipo de garantía ni de confianza. El producto debe ir etiquetado, que es la única garantía del que producto está listo para su consumo"."

La gente va a lo barato, no se da cuenta que la fruta puede estar sulfatada y te puedes envenenar al consumirla. No hay que fiarse".
Veamos algunas diferencias con los puestos ambulantes de aquí:

- En Angola no existen furgonetas para vender fruta. Las (porque siempre son mujeres) que venden en la calle llevan lo que pueden cargar en un balde encima de la cabeza.
- Eso de pesar es más artesanal todavía. Nada de balanzas.
- No es que te vayan a engañar. Es que si no te han visto antes te pediran 4 veces más par ir bajando según tu cara y tu respuesta.
- Muchas veces no hay otra forma de comprar la fruta. Estas mujeres te ahorran el peligroso trago de ir hasta un mercado municipal.
- Garantías ninguna. Pero yo hace años que pelo absolutamente todo. Y si he de fiarme, me fío más de lo que compro aquí. Por dos razones: porque la gente no tiene dinero ni máquinas para sulfatar y porque las tierras son tan fértiles que no necesitan añadidos para obtener las mejores frutas tropicales que he probado nunca.

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero ¡¡¡¡lávalo BIEN todo,porfi!!!!!
Nunila

Ibn Luanda dijo...

a veces es mejor no lavar ;-)