02 septiembre 2007

¿Y la prohibición de volar a la TAAG la aprobaron los mismos?

Ignasi Guardans, eurodiputado:

Miércoles, 30 de agosto del 2006. Un grupo de expertos en seguridad aérea están reunidos en la planta alta de un edificio de Bruselas. Tienen biografías profesionales distintas, uno ha trabajado en medio mundo, el otro solo vivió fuera de su país durante unos cursos de formación. Pero todos conocen el último modelo de pantalla de rayos X que hay en el mercado, y tienen opiniones firmes sobre cuál es el mejor método para desalojar con urgencia un aeropuerto. Por parte de España asiste un técnico del Ministerio de Fomento. Juntos integran el llamado Comité de Seguridad de la Aviación Civil, creado en el 2002 para facilitar su trabajo a la Comisión en la aplicación de la normativa de seguridad.

La reunión se celebra a puerta cerrada. El acta será confidencial. En la agenda, un solo punto: la petición del Reino Unido de extender a toda la UE la prohibición de líquidos en las cabinas de los aviones, tras el descubrimiento de un supuesto complot cuyos detalles son también secretos. La conclusión es doble: no se pueden detectar los explosivos líquidos con los actuales equipos, y difícilmente se puede prohibir cualquier líquido en un avión. Quizá, solo quizá, con otros sistemas sí se pueda, pero es muy caro. Tan solo cabe reducir el riesgo hasta un límite que se estima aceptable. Alguien propone seguir lo que ya han probado los americanos: envases de 100 ml hasta un máximo de 500 ml en bolsitas transparentes.

El 27 de septiembre, el Comité se reúne de nuevo, y por mayoría (con varios votos en contra) aprueba un listado de prohibiciones y unas pocas excepciones. También se permiten definir qué entienden por “líquidos”, en una lista abierta. No son juristas, ellos van a lo importante, al grano: ¿para qué complicarse la vida con precisiones y matices? Ese mismo día, un simple intercambio de cartas con el presidente de la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo, sin votación alguna, da un barniz democrático al texto. Y el 4 de octubre, la propuesta queda aprobada entre los puntos sin debate por el Colegio de Comisarios, convertida en el anexo secreto del Reglamento 1546/2006.

En apenas cinco días hábiles se ha aprobado una norma directamente aplicable en todos los aeropuertos de Europa. La misma que está detrás de los múltiples interrogantes y contradicciones que han hecho de su aplicación un ejemplo de caos y arbitrariedad en miles de puestos de control. Reglas sin rigor jurídico, de legitimidad dudosa, que no se conocen directamente, solo a través de folletos explicativos. Tampoco las podrá examinar ningún tribunal, al tener carácter confidencial.
Visto en Escolar.

Y yo que me fiaba ciegamente de la UE.

Me contaron que en la asamblea nacional todo el mundo terminó por criticar al ministro de transportes por su pésima gestión al frente de su ministerio. Aunque eso sí, sólo después del problema con la TAAG. Que hasta entonces no hubiera asfalto en las calles, vías de tren entre las ciudades o semáforos en los cruces daba igual. Puede que ahora tenga una excusa para no cambiar ni un ápice. Ya veremos.

Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

boronat dijo...

Este eurodiputado parece que merece la pena. Además de esto de los vuelos, que ya había sido publicado en junio en El Periódico ha tenido un papel activo en contra de las patentes de software y en contra de criminalizar a los usuarios por las descargas de Internet.

Es de CiU, está en el grupo ALDE (liberales) y es Ignasi Guardans.

Ibn Luanda dijo...

sí, por lo menos hay alguno que hace su trabajo.

Gracias por el apunte, Boronat.

nushu dijo...

Ignasi Guardans es de lo mejorcito que queda en la política de este país (lástima que sea europarlamentario).

Siempre habla claro y tiende a denunciar injusticias aqui y allá.

Y conste que no es de mi cuerda (CIU y yo no solemos coincidir en ideas), pero reconozco que tiene solera el hombre.

Y ya es triste que tenga que venir UNO de la derecha moderada y convergente a ponernos al día.

La mejor parte del artículo es cuando menciona a UN GRUPO que controla el cotarro, indefinido y tal. Dedicado a los conspiranoicos y amantes del Club Bildeberg, trilateral...y un largo etc...