13 junio 2008

Compartir la vergüenza ayuda... (a los demás)

Hoy estaba viendo un capítulo de Bones (no es una gran serie pero con la huelga de guionistas me ha dejado sin muchas opciones) y me ha llamado la atención una escena.

El prota
siente un gran peso porque, al parecer, mató a mucha gente siendo soldado y francotirador del ejército. Después de un capítulo esperando a que se sincere con la prota, al final lo hace para contarle que lo que le atormenta es que se cargó a un genocida en el cumpleaños de su hijo y el niño lo vio. El genocida se había cepillado con anterioridad a más de 200 personas, incluyendo mujeres y niños, y después del cumpleaños de su hijo pensaba seguir con su limpieza étnica. Pero ahí estaba el prota culpándose, durante décadas y probablemente hasta el final de sus días, por el sufrimiento del hijo del asesino. El mismo prota que había estado durante 15 años matando gente para el gobierno americano a lo largo y ancho del globo.

Lo dicho, que Bones no es la mejor de las series.

En un capítulo diferente, la prota se siente avergonzada por una situación reciente y le pregunta al prota, que no para de reirse, si ha vivido algo así alguna vez. El contesta que sí, que se ha sentido avergonzado muchas veces pero, cada vez que acude a su memoria para buscar una situación embarazosa, únicamente recuerda situaciones que para otro lo hubieran sido pero que a él no le supusieron ninguna humillación.

Esta situación me parece mucho más real y me da pie para citar una recopilación de 70 mini-relatos de gente sufriendo las peores humillaciones. Para que, al contrario que la prota de Bones, no se sientan solos en algo donde es tan necesario sentir que no lo estás.

Share/Save/Bookmark

1 comentario:

jfmarcelo dijo...

Hola:
Acabo de ver tu blog, ¿que haces en Angola?.
Espero que visites mis blogs, son fotos de mi pueblo, de España y de Italia y Francia:

http://blog.iespana.es/jfmmzorita

http://blog.iespana.es/jfmm1

http://blog.iespana.es/jfmarcelo

donde encontrarás los enlaces de todos los blogs.
UN SALUDO.