08 septiembre 2008

Hablemos de sexo (y 2)

Leo en Mind Hacks que la psicóloga Petra Boynton habla en su página personal sobre la creciente aparición en los medios de las denominadas adicciones al sexo.

Como hoy en día estamos acostumbrados a escuchar hablar de adicción al sexo, ponerla en cuestión puede ser difícil. Después de todo los médicos nos dicen que la tenemos, los medios hablan sobre ello a todas horas y, la verdad, parece una cosa muy seria. ¿Acaso dudar de ello significa negar que la gente tenga problemas o, quizás, permitir que peligrosos trastornos de salud se desarrollen al no ser detectados? En realidad no. No es preciso cuestionar la idea de medicar el comportamiento sexual, sobre todo cuando los tratamientos que se ofrecen suelen ser aprobados por gente sin la suficiente práctica, supervisión o preocupación por la extensa literatura científica que existe sobre este tema.

Seamos claros. Hay gente que actúa de forma peligrosa en materia sexual. No practican sexo seguro y engañan a sus parejas, no son capaces de controlar sus impulsos o sus experiencias sexuales se tornan compulsivas, utilizan el sexo para sentirse mejor cuando en su interior se sienten tristes, solos o enfadados. Este tipo de problemas son los que una terapia psicológica puede abordar. Pero eso no significa que las personas que actúan de esa forma estén "enfermas". En lugar de ponerles la etiqueta de adicción lo que hay que hacer es trabajar con ellas para identificar qué es lo que está introduciéndo los problemas en sus vidas o relaciones. Y necesitamos alejarnos de la idea de que ver porno, masturbarse, disfrutar del sexo (seguro y consensuado) con múltiples parejas, tener relaciones sexuales pre-matrimoniales o ser homosexual sea un signo de adicción.
Sigue leyendo el artículo.

Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

Madison **** dijo...

Hola.

I just wanted to tell you that I found this article quite interesting, but it leaves room for discussion. Nevertheless, I really enjoy reading your blog :)

Take care!

Un barquero chiquitito dijo...

Let's discuss, then. :-D

Thanks for the comment, madison. ;-)

. dijo...

Hello again,

I just think that some people might indeed need help. If not to control their sex addiction, to figure out what is lacking in their life’s that "makes" them act that way.

I guess there are several levels of addiction and when they get into a certain level we can say that they're sick, not physically, but psychologically. It doesn't mean we have to label everyone as a "sex attic", but there's people that definitely fit into the label.

You're welcome for the comment :)

Un barquero chiquitito dijo...

The thing is that therapists have to find the real origin because a consequences treatment (a sex addiction treatment in this case) is not usually a long time solution.