29 octubre 2008

Rojo pasión

Hace ya unos años me decía mi amigo txubi que existe una importante relación entre los colores y el comportamiento. Me comentó por ejemplo que, puesto que en la naturaleza no hay ninguna fuente de luz verde, utilizar una suele resultar desasosegador para un espectador. El color rojo, por el contrario, se suele emplear para provocar atracción sexual: de ahí que los burdeles utilicen luces con esa tonalidad o que existan películas que traten abiertamente el tema.

¿Pero a quién afecta y hasta qué punto? Según unos recientes estudios, que una persona vista de color rojo sólo afectará si esa persona es una mujer y el espectador un hombre. Además, el hombre no sólo encontrará más deseable físicamente a la mujer de rojo sino que se gastaría más dinero en ella si consiguiera una cita. Eso sí, vestir de rojo no hará que la mujer parezca más inteligente, simpática o buena. Únicamente despertará (y mucho) los instintos sexuales de la población masculina.

Enlace al artículo en Science Daily.

Actualizo: un interesante artículo sobre colores y comportamiento. Como dice Boronat en los comentarios, faltaba la parte de la chica:

se detectó una preferencia mayor de las féminas hacia los colores menos cálidos
Claro que esta preferencia se refiere a los colores con los que estaba pintada una habitación. :-)

Share/Save/Bookmark

6 comentarios:

boronat dijo...

¡que se te olvidan las enseñanzas prácticas! ¿de qué color nos tenemos que vestir nosotros? :)

(mi experiencia me dice que de azul)

Un barquero chiquitito dijo...

¿Por el príncipe? ;-) Puede que lleves razón.

martuky dijo...

A mi xati el azul le queda muuu bien... le pega con los ojazos azules que tiene... :P

¿sirve?

Un barquero chiquitito dijo...

Creo que un abogado te diría que no. Por eso de que puede que no seas del todo objetiva... :-p

boronat dijo...

estaba pensando en el blanco, por aquello del anuncio de Martini, que podría ser un blanco pasión que las subyugase

pero me inclino quizá más por el moreno, pq un tío q esté paliducho no se come nada.

pa mí q no nos lo quieren contar...

chubi dijo...

Sólo puntualizar que no es lo mismo ver un color pintado sobre el que incide la luz con todo su amplio espectro, que modificar el espectro de la luz para teñirla de algún color. Básicamente porque la luz es, por así decirlo, subsconciente. Es decir, hace falta luz para poder ver las cosas, pero nadie se fija en la luz de manera consciente, sino en las cosas que ésta ilumina. De ahí la paradoja, que no lo es tanto, de que la luz verde resulte inquietante y le den tan buen uso en las pelis de miedo, mientras que las paredes de los hospitales son verdes porque es un color que relaja.