16 noviembre 2014

La cera de las manzanas es buena (o no es mala).

El otro día estaba pelando una manzana cuando me preguntaron por qué no me comía la piel. Durante mucho tiempo creí que, a causa de la cera artificial que llevan, ya no te la podías comer. Lo cual es una lástima porque la piel contiene lo mismo que la manzana pero en cantidades mucho mayores.
Así que respondí lo de siempre, que no me fiaba de lo que le añadían a la manzana. Pero me quedé pensando. Y después busqué si era verdad eso de que la cera que le ponen a la manzana es mala. Descubrí unas cuantas cosas al investigar.

  • Las manzanas producen su propia cera. Si frotas una recién cogida del árbol puedes comprobar cómo brilla.  
  • En general los seres humanos no procesamos la cera. Pero a las manzanas les ayuda a evitar pudrirse o deshidratarse rápidamente cuando alcanzan la madurez. Les ayuda a tener una piel dura que les salvaguarda de bacterias y pequeños insectos. 
  • La piel no es lo suficientemente dura para animales pequeños o grandes. Para ellos, la cera de la manzana es una invitación. Hace que resalte, que brille. A la manzana le viene bien que esos animales la vean apetecible y se la coman. Al hacerlo probablemente también ingerirán sus semillas. Y las semillas serán así depositadas en algún otro lugar cuando el animal defeque. Eso ayudará a que la especie (de la manzana) se extienda, prospere. 
  • Cuando se echan pesticidas, estos se quedan en la piel, consiguiendo que la manzana tenga una protección extra. Que resulte más impermeable ante bacterias y pequeños insectos. 
  • Cuando se recoge la manzanas para comercializarlas, las plantas de envasado hacen básicamente dos cosas: darles agua para quitarles polvo, hojas y pesticidas, y ponerles una capa extra de cera porque, al lavarlas, se les va una parte haciéndose vulnerables.
  • La cera que se le pone es, la inmensa mayoría de las veces, de origen vegetal. Desde 1920 se utiliza casi siempre la misma. La cera de Carnauba o E-903. La Carnauba es una planta de origen brasileño y la cera que se obtiene de ella es inocua para el ser humano. Normalmente ni siquiera la digerimos. 
  • La cera de Carnauba ofrece unas protección superior a las frutas que son bañadas con ella (es más resistente al agua o al calor que la cera de las propias manzanas). Es como una especie de producto milagro: es barata, sus usos son múltiples y ofrece resultados extraordinarios. Y, por supuesto, al ser simplemente cera, no hace falta quitarla con un cuchillo o derretirla calentando la manzana como he visto a alguien hacer por youtube. 
Así que, curiosamente, que una fruta brille es un buen signo aunque sea artificial. Y para comértela lo único que necesitas es lavarla un poco, para quitarle lo que se haya podido adherir a la capa de cera, y disfrutar como si la acabases de coger del árbol.

Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tenía mucha curiosidad por este tema cada vez que comía una manzana, ¡muchas gracias!

Paula Lorca dijo...

Gracias por el articulo

VERONICA dijo...

PUES BIEN,NO CREO QUE ESA "CERA" SE VAYA SOLO LAVANDO LA MANZANA, PORQUE YO HE RASPADO CON EL CUCHILLO, MANZANAS YA LAVADAS Y HE LOGRADO QUITARLES REGULAR CANTIDAD DE CERA....NO ESTOY SEGURA DE QUE ESA CERA SEA VEGETAL E INOCUA PARA LOS SERES HUMANOS...EN TODO CASO LAS MANZANAS BIO NO TIENEN ESA CERA...

Anónimo dijo...

eres pendeja veronica, la cera forma una película, difícilmente es artificial ya que no dan el mismo brillo, en el caso de los silicones son muy caros por tal motivo veronica eres una pendeja