13 septiembre 2008

La raíz de todos los males

"El afán de tener, de poder e incluso de saber desvían al hombre de Dios".
Benedicto XVI, iluminado.

Qué tiempos aquellos en los que Dios les permitía e impulsaba a quemar en las hogueras libros y personas "desviadas"; premiándoles además con un creciente poder y fortuna para su iglesia.

Share/Save/Bookmark

1 comentario:

Fito dijo...

Una cosa no me queda clara: los teólogos, que estudian a Dios y buscan saber de él (minúsculas intencionadas), se desvían de su dios?

El mismo, Natzinger Z, es teólogo. El mismísimo papa se desvía de dios?

Por el HLC, que lío! :)