09 junio 2008

Un océano de conocimiento

En cierta ocasión escuché a un periodista decir que la gente de su profesión es como un océano de conocimiento... de diez centímetros de profundidad. Están obligados a saber de todo (lo que es noticia) pero, al mismo tiempo, y precisamente para que pueda ser noticia, para que puedan publicarlo antes que la competencia, no se adentran demasiado en casi nada.

La enorme y creciente cantidad de información que genera el mundo tampoco ha ayudado demasiado a mejorar la situación: no es viable hacer informativos de 10 horas o periódicos de 300 páginas.

No obstante sí se puede elegir una solución intermedia: las noticias cortas. A partir de ahora, cuando se me amontonen unas cuantas, las escribiré todas juntas bajo el título que encabeza este post: Un océano de conocimiento... de 10 cm de profundidad.

Hoy empezamos con:

Termómetros biólógicos
: de cómo nuestras terminaciones nerviosas captan el frío a través de una serie de receptores neuronales bajo la piel.

Calendario Biológico: de cómo los pájaros saben en qué época del año están, independientemente de que sean migratorios o no.

¿Por qué las venas son azules? Una pequeña explicación basada en la reflexión o absorción, por parte de la piel y la sangre, de las longitudes de onda asociadas al azul y al rojo.

¿Cómo controla nuestro cerebro los movimientos voluntarios que realizamos? Un importante estudio dice que es la corteza motora la que se encarga de todo: de decir a los músculos qué hacer y cómo hacerlo.

La historia de una proteína y los genes implicados en producirla: en nuestro cerebro algunas conexiones entre neuronas se hacen fuertes mientras otras, no utilizadas, se debilitan hasta hacer morir a las neuronas que se quedan aisladas. De esta forma ninguna célula que no cumpla una función gasta energía inútilmente.

Decodificado el genoma del ornitorrinco: ese animal mitad pato, mitad nutria. O cómo el genoma dice que tiene características de mamífero y reptil.

La mujer que no puede olvidar. ¿Te gustaría tener una memoria fotográfica de todo lo que has vivido en tu vida? Medita tu respuesta.

La madre científica: de cómo una pionera de la ciencia (fue la primera en ser admitida en la universidad de Berkeley, California) monitorizó el comportamiento de su bebé, apuntando metódicamente los resultados de algunas de las pruebas psicológicas que le hacía.

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

nushu dijo...

Pues gracias. Algunas son muy interesantes.

Para alguien, como yo, que tiene memoria de pez lo de la "mujer que no puede olvidar" es todo un descubrimiento. XD

Por cierto, una pequeña anotación: La madre científica, creo que no es tal. Según el artículo era su "sobrina".

Ciao.

Un barquero chiquitito dijo...

Sí, era su sobrina. Gracias. ;-)