10 septiembre 2007

Pues algo de razón tiene

El Papa Benedicto XVI pidió el domingo a los católicos mantener un día sabático para la reflexión sobre su fe y el destino del planeta, y les recomendó no rendirse ante "el desenfreno del mundo moderno".

El Papa afirmó que las sociedades de Occidente han transformado los domingos en días en que las actividades de ocio han eclipsado el significado de la jornada, que debería estar dedicada a Dios.
Visto en 20 minutos.

Aunque eso de hacerlo sólo un día a la semana se me antoja cumplir a la perfección con el "a dios rogando (en domingo) y con el mazo dando (el resto de los días)".

Mi idea sería más bien reflexionar durante seis días y dedicarse al ocio en el séptimo (lo de ir a un sitio los domingos y adorar a algo que sólo puedo imaginar nunca se me dio bien).

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

nushu dijo...

Leído esta mañana:

"Allí, el Papa Benedicto XVI, que vive en un país de juguete, sigue pensando en que al otro lado de sus murallas -donde existe un mundo para adultos, con sus mentes adultas y sus problemas adultos- los niños ya no queremos jugar con él, y preferimos holgar y dedicar el domingo al esparcimiento en el campo y la playa en vez de permanecer hincados de rodillas durante todo el domingo rezando a su amigo invisible."

Clavao. XDDDDD

Ibn Luanda dijo...

Sí, lo leí después de haber escrito lo mío. Como mofa está bien y es graciosa pero dudo que el señor Benedicto responda a ese patrón.