30 enero 2007

La invasión de Irak fue una equivocación

O por lo menos eso dicen los que la iniciaron:

...los arquitectos de la guerra de Iraq -Richard Perle, David Frum, Kenneth Adelman, Michael Rubin et alia- cantan la palinodia y se arrepienten, con la boca pequeña, de haber aconsejado la invasión.

Los principios de la ideología neocon son: democracia liberal, uso de la fuerza para conseguir objetivos éticos, desconfianza en la ingeniería social, y desprecio de las instituciones internacionales. Aplicando estos principios, Richard Perle, asistente al secretario de defensa de Ronald Reagan, propuso una negociación cero-cero, sin compromiso, con los rusos sobre los misiles de alcance medio, lo cual precipitó la victoria de EE.UU. en la guerra fría en 1989-1991. A partir de entonces los neocons acrecentaron su influencia hasta empapar a la administración Bush con sus ideas. A partir de los principios anteriores, los neocons derivaron aplicaciones prácticas a la estrategia internacional de EE.UU., tales como la guerra preventiva y el unilateralismo, justificados por la excepción americana y su hegemonía benévola. Resumiendo, creen que lo que es bueno para Estados Unidos es bueno para el mundo.
Mucho más en Periodismo Incendiario.

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

nushu dijo...

Ya,ya todo muy católico y "me arrepiento de mis pecados", pero:

¿pagarán por ello o con decir lo siento mucho, se evitan pasar por un Tribunal?

Es que ha muerto muuuuuucha gente (y lo que queda) que no pidieron su "ayuda".

Teniendo en cuenta que los cuatro jinetes estos, se hunden con el gobierno Bush y como Blair ahora intentando pasar por un democráta enrrollado antes de que le den la patada; aceptan que se equivocaron pero el país ya está para el arrastre. Guerra civil, se llama.

A mi este tema (Afganistan, Chechenia o Sudan) me pueden...*_*

Nunilona dijo...

A buenas horas, mangas verdes.
Medio millón de muertos iraquies y 3.000 yankis.
A estos sí que había que caparlos bien.
En momentos así es cuando siento ser atea y no creer en dios y saber que se van a ir de rositas estos cerdos.