13 agosto 2007

Testimonio de la guerra de Irak

Buen artículo de The Guardian acerca de la manera que tiene USA de obligar a soldados a punto de acabárseles el contrato a ir, durante años, a la guerra.

El titular es esclarecedor: USA está en Irak para que los norteamericanos puedan seguir comprando con tranquilidad. Se sacrifica a unos pocos, a los soldados y las familias que los esperan con el corazón en un puño durante todo el tiempo que pasan fuera de casa, para que el resto pueda seguir consumiendo, "feliz".

Enlace al artículo.

Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

nushu dijo...

"People seem to think war is OK as long as it is someone else's kid doing the fighting,"

El "amigo" Zach del artículo, sabía donde se metía. Los soldados son y serán "carne de cañon". Y que a estas alturas de la Historia, se sigan alistando voluntariamente, a mi me sobrepasa.

Y mientras los políticos responsables de todo este desastre, se permiten ir haciendo chistes y chascarrilos sobre porque no envían a sus hijos a luchar. (por la Patria y tal).

Desde luego que el pobre chaval pida a su familia que, si hace falta, se pongan en contacto con Michael Moore...demuestra el grado de desesperacion. Y lo profundo que llega Moore aunque no lo parezca.

Eso sí, no pueden quejarse, sabemos exactamente cuantos soldados han muerto en esta invasión, incluso sus nombres y apellidos. Pero de los muertos iraquies, sólo "presuponen" una cifra. Ni una fotito con fondo azul de estudio, que les recuerde.

Zach que te sea leve, bro.

Ibn Luanda dijo...

En cuestiones de este tipo, sólo los que lo han vivido con anterioridad y vuelven saben dónde se meten.

¿Quién puede imaginar lo que es estar en peligro de muerte todos los días sólo con pensar en ello mientras vive plácidamente en casa de papá y mamá?

El argumento de "ya sabías donde te metías" me suele gustar bastante poco. De hecho soy más bien del otro lado de la cuerda: si no estás a gusto lo mejor es que cambies. Los humanos tendemos a idealizar, a imaginar, a crearnos una serie de expectativas que, cuanto menos conocemos de lo que nos espera, menos se aproximan a la realidad.

Así que decir "esto no es lo que me esperaba" probablemente sea lo correcto. Lo cual no quiere decir que sea deseable llegar a esa situación. El tema sería ver cómo conseguir que una persona fuese capaz de prever situaciones futuras de la forma más realista posible.

nushu dijo...

Bueno, partiendo de la base de que en la época que vivimos, y con varias invasiones previas (a la de Afganistan o Irak 1990) deberían saber adonde van a ir destinados (inlcuso antes de alistarse).

Puedo entender que en la primera guerra mundial, los chavales se alistaran ante una falta total de información (y seguramente bajo una gran presión social: "si no te alistas eres un cobarde") y acabarán en una trinchera de mierda, masacrados o viendo lo peor del ser humano.

Pero en el momento actual, donde la información está al abasto de cualquiera, sigo sin comprender como un chaval de 18 años decide alistarse en el ejército (tal como lo explica el Zach del artículo, provocado por el 11-S e imagino que pensando que iba a defender a su pais- pobrecito)sin pensar previamente donde se metía. Realmente idealizamos muchas cosas, pero cuando hablamos de "jugar" a la guerra, sigo en mi argumento: no hay excusas.

Siempre me ha parecido curioso, como alguien puede pensar que se va a alistar en el ejército y no esperar que será enviado a una zona de Guerra en un momento u otro.

De todas formas, lo peor de ese artículo, para mi, no es que Zach se haya dado cuenta del percal donde está; sino del poco respeto y la total falta de empatía por parte de los politicuchos que los enviaron allí.

Y aún así, mañana seguirán yendo a las salas de reclutamiento chavales que se creerán que van a luchar por su país.

Y el resto, a seguir comprando. :-(