27 marzo 2007

Muzuzangabo: despertadores contra el SIDA

De las calles marginales de la ciudad, donde las prostitutas cobran más caro por el sexo sin protección, a los mercados, las escuelas, y los cuarteles, Carlos Cordero (de espaldas en la foto) recorre incansable el antiguo Congo belga, se repite el test (para detectar un SIDA que sabe que tiene) una y otra vez y trata de derrumbar uno a uno todos los falsos mitos que la superchería popular ha levantado alrededor de la enfermedad. «No vais a morir por haceros el test, yo me lo he hecho muchas veces y no he muerto»... «El sida existe, no es brujería ni es una invención: el sida existe y mata, no es un Síndrome Imaginario para Descorazonar a los Amantes»... repite de plaza en plaza.


El trabajo del muzuzangabo es incansable y, a veces, desalentador. En Africa, el sida tiene prácticamente un único vehículo de transmisión: el sexo. «Para vosotros el sexo tiene algo de violento. Os gusta el sexo seco, en el que haya fricción y la fricción provoca erosiones y heridas, y por la sangre de esas heridas va el sida. Si no os ponéis un preservativo podéis contagiaros y contagiar a los demás», dice Carlos a un grupo de soldados en un cuartel próximo a Bukavu. Pero a muchos jóvenes congoleños practicar el sexo seguro les parece tan repugnante «como comerse un caramelo envuelto en el papel».

El canal temático de televisión por cable Odisea (Ono, R, Telecable, Imagenio, Jazztelia TV y Vodafone Life) estrenó Muzuzangabo, el despertador de los demás, un documental rodado durante tres años en la República Democrática del Congo como escenario natural de una tragedia imparable de proporciones bíblicas que amenaza a todo un continente: la propagación del sida.
Visto en El Mundo. Gracias por el link y por todo lo demás, nushu. ;-)

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Neokrisys dijo...

Buen artículo

Lo del sida en Africa es una tragedia de dimensiones abismales, y lo peor de todo es como todo el mundo occidental está (estamos) dandole la espalda...

Azuara dijo...

Ahora que no me ve nadie... me llevo tu entrada, sshhhh... ;)

En serio, muy buen aporte. Además por lo que he visto en la página de la película se puede ver el documental.