29 julio 2007

Harry Potter 7: opinión sin spoilers

Hace como ocho o nueve años, cuando leí en el suplemento de El Pequeño País que una novela de un niño mago estaba triunfando en el Reino Unido y se acababa de publicar en España, sentí curiosidad y fui a comprármela.

Recuerdo cómo me vi absorbido desde el primer momento y también la cara de extrañeza, e incluso de reprobación, de algún familiar, amigo o conocido cuando me escuchaban hablar de la fascinación que sentía por aquel libro para niños.

Desde aquel primer volumen he ido a las librerías a buscar los siguientes tan pronto como salían, al igual que millones de niños y algún familiar, amigo o conocido que cambió de opinión a lo largo de este tiempo.

Hace poco leía, y no podía sino estar de acuerdo, que resulta alentador ver cómo niños de todas las edades se han volcado con estos libros. Cómo muchos de ellos han buceado, investigado, traducido, contrastado fuentes y aprendido todo tipo de cosas acerca de un mundo de más de 4.000 páginas.

Después de tamañas demostraciones parece obvio que para que un niño (o cualquier persona) haga todas esas cosas lo único necesario es despertar su interés y no su miedo al suspenso, o al castigo, como se tiende a realizar en tantas aulas, grupos, religiones, familias o puestos de trabajo.

Volviendo al último libro diré que, como el resto de la saga y más aún si cabe, el séptimo me ha parecido apasionante. De principio a fin. La señora Rowling puede no ser una literata y sus libros, los más vendidos de la historia, pueden levantar recelos entre entendidos y adultos en general pero a mí me gustan. Y mucho.

Señora Rowling, brindo a su salud (y a la de su dinero). :-p

Share/Save/Bookmark

8 comentarios:

Angel dijo...

Ramén.
Deduzco que yo soy algo más viejo pero las sensaciones ante este tema son iguales. Es curioso que unos libros sin especial valor literario te atrapen con el argumento y con los personajes de una forma tan adictiva. Cada vez que salía uno tanto Diego (mi hijo mayor) como yo estábamos al acecho y luego por la noche nos lo disputábamos para leer la ración diaria. Diego leerá el último con 14 años o sea que vivió una niñez potteriana. Creo además, que la serie le pilló en el momento en el que se decide si vas a ser un lector o no. Y ahora es un lector apasionado.
Saludos

Ibn Luanda dijo...

No te hacía tan mayor, Angel. :-p

No tengo muy claro que exista una edad para empezar a leer. Mi madre intentaba sobornarme cuando tenía 7 años. Me pagaba 100 pesetas por cada libro que me leyera pero yo no empecé a apasionarme por la lectura hasta los 12-13 (antes era prácticamente imposible verme cerca de algo con letras que no fuera un cómic). Y después he tenido mis épocas. No creo que haya una edad, sólo un momento en el que descubres que hay cosas en los libros que te interesan.

Por cierto, las 800 páginas del último de Harry Potter son muy engañosas. Se puede leer perfectamente en un día (si no haces otra cosa).

Angel dijo...

Estoy de acuerdo en que no hay una edad común pero creo que si las primeras experiencias de lectura son decepcionantes es fácil que se pierda el interés. Diego tuvo la suerte de topar con Harry Potter y eso allanó el camino. También es verdad que vivie en una casa llena de libros, probablemente hubiera sido igual...
Yo tardé dos días en leerlo porque claro, no pude dedicarle todo el tiempo que quería :-)

Ibn Luanda dijo...

Intenté escribir este comentario ayer pero no me dejaba:

En eso la lectura no es diferente de cualquier otra experiencia. Si no te gustó la primera vez te costará intentarlo la segunda. Y en ese contexto creo que Harry Potter ha hecho un excelente trabajo. Creo que, en este momento, millones de padres ya saben qué poner en las estanterías de sus casas para cuando llegue ese momento mágico en que el niño, aburrido, alargue la mano para ver qué es eso que hay detrás de las tapas de un libro.

Por otra parte tampoco creo que haya que obsesionarse mucho con todo este tema ahora. Las costumbres, la forma de pasar el tiempo de ocio cambia tan rápidamente entre las nuevas generaciones que lo que nosotros encontramos apasionante cuando éramos niños, al menos algunas de las cosas, sea algo inalcanzable para los niños de hoy en día. Pero siempre habrá algo que lo sustituya.

Anónimo dijo...

Cuando tenía 13 años en el cole nos hicieron leer La Iliada y La Odisea, reconozco q no he leido Harry, en serio¡¡¡ aunque parezca mentira debo ser la excepción. A lo que voy es q todos tenemos un libro o dos o tres o...... q nos marcan para siempre.Espero q despues del éxito de Harry los papas regalen menos juegos de play y más libros, claro q si la cultura no llevará el 17% de IVA, impuesto de lujo, puede q aumentasen las ventas. Me acabo de dar cuenta q son más caros los juegos de ordenador y por eso no dejan de comprarlo, en fin , q creo q Harry es un producto q se ha vendido bien pero no creo q revolucione la lectura infantil, aunque lo espero

Ibn Luanda dijo...

En el mundo occidental Harry Potter ha vendido 400 millones de ejemplares. Y por una vez estoy casi seguro que esos ejemplares han alcanzado un alto porcentaje de lectura (vamos, que no se compran para que adornen la estantería).

En cuanto a si ha revolucionado o no... Lo veremos en unas décadas, supongo.

sarah marie dijo...

Hola, definitivamente estoy en desacuerdo con eso de que no saben si revolucionara la lectura en los niños, porsupuesto que si y ya lo logro. Yo tengo 17 años y creci con la historia, para mi es parte de mi niñez. El septimo libro definitivamente lo maximo, el mejor, la verdad que que talla de escritora. Incluso estoy un poco triste porque alla llegado a su fin. El epilogo fue lo unico que no me encanto pero bue...

Anónimo dijo...

estoy segura que esta saga seguira por decadas encantandonos a todos los que hemos tenido la oportunidad de leerlos. yo los conosi por casualidad y creanme no he podido parar de leerlos una y otra y otra vez. a la escritora le doy mi reconosimiento mas grande y mi admiracion. me gustaria elguna vez poder escribir de esa manera.